jueves, 24 de noviembre de 2011

Sombras imposibles

Existen sombras imposibles
impregnando con su olor imposible
la salvedad inestimable del ser...
reproduciéndose hasta hacerse invisible.

Imposible apercibirse sin antes morir,
somos un montón de carne y huesos,
sangre y vísceras aprendiendo a vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentar es sano, comienza por aquí. ¡Gracias!